Contenido del podcast

Este relato ha sido posible gracias a la alianza de la Escuela de Imaginadores del maestro Juan Jacinto Muñoz Rengel y Noviembre Nocturno… No duden en visitarla para descubrir nuevos y maravillosos delirios de conciliábulo literario.

https://www.escueladeimaginadores.com

Infinitas gracias a su autora, Alicia Alejandre, por cedernos su texto y su talento y a la voz invitada de June Curiel, por su voz y su maravillosa interpretación > @junecuriel > https://juniperlamorte.com/

La vida se escurre a diario, segundo tras segundo, escondida en las pequeñas cosas que se acumulan, tímida, tras los quehaceres, mimetizándose con el entorno, intentando pasar desapercibida agazapada entre las sombras de las grandes y escandalosas cotidianidades. La vida, que tiene unos ojos muy grandes y le sirven tanto para ver como para engullir, los abre aún más, si cabe, para encontrar la manera de esconderse en esos momentos en los que el silencio se hace presente, en los momentos en los que corre riesgo de ser oída y entonces te pone trampas y tú, que eres muy inocente caes en ellas, y en la caída las ideas comienzan a gotear y aunque intentes atraparlas se van deshaciendo hasta formar una masa de palabras
inconexas y entonces es demasiado tarde, y vuelves a sentarte en el sofá dejando escapar, como un susurro, la vida, y ella, con sus enormes ojos engulle tus pensamientos desparramados por el suelo para que no vuelvas a pensar en ellos jamás. Y así, la vida se escurre a diario, segundo tras segundo y cuando un día estás a punto de morir se viste con sus mejores galas, coloreada con los más maravillosos rojos y violetas y vomita, sobre ti, todas aquellas ideas tan maravillosas que tuviste, los planes que trazaste, las cosas que no hiciste. Te las muestra como trofeos porque ya son suyos para siempre. Escucha el episodio completo en la app de iVoox, o descubre todo el catálogo de iVoox Originals

Enlaces al podcast

Podcast Noviembre Nocturno

Read More