Pues es lo que ha tocado, es un auténtico roooollo estar encerrado.

Queda como recordatorio.

Sin duda lo más difícil fue que coincidió con la operación de Kiara. Positivo el mismo día del alta.

Al menos pude estar con ella cuando se despertó, fue asombrosamente valiente. Se ha curado muy bien. A pedir de miljaus.